Situación de Cultivo de Marihuana en Argentina

cultivo de marihuana

cultivo de marihuana

“Los actos privados de una persona, cuando no violen el orden público o la moralidad de un tercero, están reservados sólo para el juicio de Dios y exentos de la autoridad de jueces”.

 

Los usos de la planta de cannabis son muy variados; van desde el uso medicinal que ha sido de gran ayuda en personas que requieren del alivio de dolores causados por enfermedades crónicas e incluso terminales; hasta el uso recreativo.

En ambos casos las personas prefieren cultivar su propia marihuana (autocultivo); así pueden aprovechar al máximo sus beneficios y estar seguros que tendrán una planta de calidad. Claro que es necesario estar pendiente de la cantidad de cosecha que se produce y las condiciones en que se tiene de manera que bajo ningún concepto se viole la ley.

Tener tu autocultivo de marihuana tiene grandes ventajas como:

  • Cultivar es más económico que comprar.
  • Puedes asegurar la limpieza y calidad de la planta.
  • Es la mejor alternativa para tenerla a mano cuando es de uso medicinal.

La libertad de cultivar plantas de marihuana; especialmente para pacientes médicos; tiene una gran cantidad de ventajas para quien lo hace. No solo es más económico; sino que también es capaz de asegurar la limpieza y calidad de tu planta. Además de esto está el tema de la seguridad y la preservación de la privacidad de los hábitos de vida.

El 29 marzo del año 2017, El Senado argentino aprobó por unanimidad este martes la primera ley de cannabis medicinal del país que, pese a los testimonios y las evidencias brindados por usuarios y especialistas a lo largo del proceso legislativo, deja como gran tema pendiente la regulación definitiva del cultivo personal, solidario y colectivo.

Por Revista THC

Los senado ratificó que la primera legislación reconoce las propiedades terapéuticas del cannabis; propuso también que se impulse su investigación mediante un programa de estudio sobre el uso medicinal de la planta; comúnmente conocida como marihuana; del que será responsable el Ministerio de Salud.

Uno de los objetivos principales que persigue el programa, es la capacitación de profesionales de la salud en el uso del cannabis medicinal; así mismo las personas que se sumen a este programa podrán tener de forma gratuita marihuana de parte del Estado; siempre de manera controlada..

En ese sentido, lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley 23.737; habla de que la inscripción de pacientes y familiares en el programa de capacitación; sería una herramienta de amparo para las personas o familiares que cultivan sus propias plantas de cannabis; con fines medicinales.

La ley contempla la autorización para cultivar cannabis; por parte del Conicet y el INTA con fines de investigación médica y/o científica. Además, se fomentará la producción de cannabis medicinal y derivados a través de los laboratorios públicos pertenecientes a la ANLAP. Entre los objetivos que figuran en el “Programa Nacional”; también se encuentran la capacitación de profesionales de la salud en el uso del cannabis medicinal y la entrega gratuita de marihuana de parte del Estado a todas las personas que se inscriban en dicho programa.

Por otra parte, muchos consumidores habituales consideran que que la ley deja por fuera a las personas que consumen de modo recreativo; dado que no autoriza abiertamente el cultivo personal si no es con fines medicinales.

Aun así, es un avance bastante grande para el país; por lo cual lo celebran las agrupaciones de madres y familiares de pacientes que cultivan cannabis medicinal en especial en edad infantil, que la usan para tratar diversas enfermedades.

Por su parte, Ana María Nicora, presidenta de Cannabis Medicinal Argentina (CaMedA) dentro de sus observaciones mencionó que solo se salió del peor escenario que era la prohibición pero aún queda mucho trabajo por delante y de igual forma hoy es un NO que el  cannabis medicinal es un derecho de los argentinos.

Ahora será responsabilidad del Poder Ejecutivo que se pueda coordinar con diferentes asociaciones y entes que cultivan cannabis y grow shops para garantizar la continua producción de esta; de manera tal que siempre haya para cubrir la necesidad de tratamientos. Es decir, siempre se tenga materia prima para producir sus derivados, con el fin de poder cubrir la demanda de productos por parte de pacientes cuyo tratamiento se basa en las propiedades de esta planta.